Una forma de vivir con el Trastorno Mental en comunidad dentro de un espacio protegido, estimulando procesos de desarrollo detenidos por la disfunción con el entorno.

Inicialmente estabiliza síntomas psiquiátricos y posteriormente rehabilita competencias para la vida.

3 Ejes Transversales = NOC = RESULTADOS

Auto-cuidado

Las prácticas de cuidado implican los momentos, las decisiones y las acciones que permiten un estado de higiene corporal y de su espacio personal. Da como resultado:

  • a. Presentación personal adecuada para la vida de comunidad.
  • b. Estilos de vida saludables, para prevenir enfermedades.
  • c. Manejo sanitario a espacios y prendas que permitan pertenecer a la comunidad. Cuidarse es además de higiénico una forma de establecer una relación consigo mismo y con el mundo. Cumple objetivos terapéuticos especialmente diseñados para rehabilitar las funciones mentales básicas.

Cuidarse es además de higiénico una forma de establecer una relación consigo mismo y con el mundo. Cumple objetivos terapéuticos especialmente diseñados parar rehabilitar las funciones mentales básicas.

Convivencia

Respetando acuerdos comunitarios sobre normas y límites se construye un ambiente de seguridad y confianza que, a manera de refugio, invita al residente a relacionarse. Implica el diseño sistemático y controlado de dispositivos de encuentro con ánimo específico de rehabilitar competencias psicosociales que para tratar el aislamiento, síntoma responsable del deterioro cognitivo propio del trastorno.

Ocupación

Serie de actividades finamente programadas a nivel Sensorial, cognitivo y productivo con importantes logros de satisfacción entre los residentes, que amplían los tiempos de tolerancia a una jornada de ocupación.

El trabajo y sus resultados (a nivel sensorial, cognitivo y productivo) completan un circuito satisfacción- motivación, que estimula la autonomía.

EJES VERTICALES = NIS = INTERVENCIÓN

Terapéutico

Este aspecto de la intervención se basa en el cuidado. Se establecen momentos para auxiliar funciones mentales necesarias para la vida cotidiana.

Pedagógico

Este aspecto de la intervención estimula las habilidades cognitivas, sensoriales, psicosociales, motoras, ejecutivas que el trastorno detuvo y promueva el desarrollo de las mismas.

Práctico

Este aspecto de la intervención motiva y supervisa la gestión de las habilidades adquiridas para conseguir autonomía.